Benvinguts al nostre espai. O millor dit, al vostre espai, perquè aquest és un espai per vosaltres, per tots els amants de la literatura.

Què us trobareu aquí? Què és, amb tot el que la xarxa ofereix a tots els nivells per tothom, el que nosaltres podem aportar de nou a dins un món tan vast com aquest, el món literari? Doncs una cosa molt senzilla: Que tots nosaltres, els autors d’aquesta web, som de casa. Parlarem de moltes coses; dels best-sellers que us agraden, dels gèneres que més us interessen, de les novetats literàries, dels grans clàssics... Posarem al vostre abast totes les nostres aportacions: articles de diferents temes, contes, novel·les i narracions, còmics i il·lustracions, perquè conegueu la nostra obra i, fins i tot, ens feu arribar la vostra perquè puguem compartir-la i conèixer-la.

Com farem tot això? Doncs mitjançant els vostres comentaris. Així podrem saber quins temes us interessen més, per orientar les nostres publicacions setmanals als vostres gustos, per parlar dels temes que realment us resultin interessants. I amb les vostres critiques als nostres escrits ens ajudareu a créixer com escriptors.

El nostre desig és, per sobre de tot, fomentar el vostre interès per la literatura, ja que només la lectura ens transporta de manera duradora a altres espais, a altres universos; la lectura, com cap altra cosa, ens ensenya l’empatia i ens culturitza, ens fa enamorar-nos, plorar, riure i viure a dins del cap d’altres persones com res més ho aconsegueix.

Per tot això, us convidem a tots vosaltres a prendre amb nosaltres un cafè a la plaça.

Us esperem.

dimecres, 22 d’abril de 2015

Judit Perich - La rosa azul


La primavera lucía en su máximo esplendor. Las nubes parecían esponjosas bolas de algodón blanco en mitad del suave cielo azul, que transmitía una deliciosa sensación de sedosidad. Los rayos del Sol, dorados y sutiles, acariciaban todo cuanto rozaban con una delicadeza exquisita. Se filtraban entre las hojas de los árboles, haciéndolas resplandecer de un hermoso tono verde esmeralda. Las flores rosadas y blanquecinas se asomaban tímidamente entre la hierba, su dulce fragancia se mezclaba con la fresca brisa que corría con gracia.
Sentada en la húmeda hierba, la joven granjera oía como sus animales mugían y relinchaban con gran felicidad desde la granja, celebrando el frescor del buen tiempo. Ella estaba feliz también; la naturaleza estaba despierta, los pájaros cantaban desde las copas de los árboles en flor... y su preciada rosa florecía en aquel entorno tan favorable para ella.

Aquella joya azulada, plantada en una maceta de cerámica repleta de tierra húmeda, cada día estaba más bonita. La chica la descubrió silvestre, pequeña y delicada en medio de unos arbustos repletos de espinos afilados como agujas, y apiadándose de la indefensa y bella flor que había tenido la mala suerte de germinar en esa trampa mortal, la recojió y la trasplantó para cuidarla en su hogar en medio de la naturaleza dócil y apacible. Sentada en el césped al lado del arroyo, tenía un libro a su lado y a la rosa en sus rodillas. El pato estaba frente a ella, con su blanco plumaje contemplando a su dueña mientras esta se arreglaba una de sus trenzas de color café y acto seguido acariaba con un dedo uno de los pétalos azules de aquella corola de ensueño que pronto se abriría, mostrando al mundo su auténtica belleza.
La aromática brisa revolvía cariñosamente las delicadas hojas dentadas de la flor y removía ligeramente el flequillo de la joven.
-Hoy es un buen día para sonreír.- Les dijo a sus dos acompañantes, vegetal y animal. Depositó tiernamente un beso en la flor, que en aquel momento pareció como si la estubiera mirando.
-A las plantas os va bien que se os hable, pues así crecéis más sanas y fuertes. Así que voy a leerte un libro. Voy a leéroslo a ambos.- Extendió el brazo hacia su lado y cojió aquel libro de cubierta aterciopelada. Como si hubiese comprendido, el pato se posó entre sus pies. La rosa parecía que había embellecido aún más en los últimos segundos. La muchacha sonrió, y abrió el libro serenamente.
-Vamos a leer, juntos.-




Judit Perich

Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada